Mi Primer Cultivo, ¿Qué Hago?

 

Autor: Ing. Fernando Hernández

La mayor emoción de un agroemprendedor es realizar su primer cultivo, normalmente se realiza con poco conocimiento del negocio, pero cada fase es atendida con esmero y dedicación, algunos tienen éxito, otros fracasan como ocurre con todo en la vida. En este documento se pretende dar los tips mas importantes para todo aquel que piensa realizar su primer cultivo con el objeto de aumentar las probabilidades de éxito y reducir las probabilidades de fracaso.

 

Mi primer cultivo:

 

Normalmente no nos referimos en este sitio web en primera persona y mucho menos del singular ya que somos un grupo de profesionales los que hacemos este sitio web una realidad, sin embargo con el permiso de mis socios vamos a relatar brevemente como fue el primer cultivo del autor de este artículo para efecto de poder ilustrar mejor a nuestros lectores con el resto de las explicaciones.

Por el mes de mayo al inicio del siglo XXI adquirimos una finca pequeña, el objeto era cultivar tomate manzano, el cual mostraba excelente precio de mercado y era muy atractiva la rentabilidad que ofrecía el emprendimiento.

Mi primer cultivo fue de tomate manzano

En relación a otros emprendedores nosotros teníamos ventajas estratégicas al ser Ingenieros Agrónomos con amplia experiencia en el área de las hortalizas, nos planteamos un plan de trabajo y un presupuesto para cada cosa, la finca adquirida estaba sembrada de naranjas y se decidió ir desforestando las naranjas en la medida que se sembraban los lotes.

El proceso de adecuación de la finca a los nuevos cultivos a realizar tardó más de lo planeado y construir el pozo y colocar la electricidad nos tomó hasta el mes de noviembre, cuando instalamos parcialmente el sistema de riego y realizamos en diciembre la primera siembra.

Ese fin de semana reunimos a la familia, a los amigos e hicimos una gran fiesta, ese era el primer gran paso para hacernos millonarios, todos visitaban las plantas recién sembradas y recibíamos muchas felicitaciones.

Mi primer cultivo de tomates en la huerta

En virtud a nuestra experiencia profesional sabíamos más o menos que plagas y enfermedades nos podrían atacar el cultivo y nos preparamos en consecuencia, se realizó un control extremando las medidas, la fertilización también fue óptima y los cultivos por no haber otra siembra de hortalizas cerca no fue expuesta a las plagas de las hortalizas y el cultivo se logró sin mayores problemas, obtuvimos una excelente cosecha.

Sin embargo la cosecha se realizó en el mes de febrero cuando había sobreproducción de tomates y el problema se presentó por el lado del mercadeo, al no conocer a los clientes hubo que empezar a ofrecer el producto y mucho se perdió por falta de venta, fuimos estafados en el mercado mayorista de Valencia y tuvimos que prácticamente regalar otro lote de tomates en el Mercado Mayor de Coche en Caracas, hacia el final del cultivo se logró un contrato con una cadena de hipermercados y a partir de allí el problema se resolvió.

Mi primer cultivo tuvo buena cosecha en la Huerta

Sin embargo lo descrito en el párrafo anterior  al sacar un balance de los gastos y los ingresos no nos fue nada mal con esa primera siembra.

El resto de la historia la pueden conocer en el artículo sobre rotación de cultivos en el siguiente link:

http://www.agro-tecnologia-tropical.com/rotaci_n_de_cultivos.html

Ante el primer cultivo hay que analizar nuestra situación.

 

En el caso que explicamos anteriormente había la fortaleza de que el productor era ingeniero agrónomo con experiencia en el área de hortalizas y la debilidad era el poco conocimiento del mercado.

En ese sentido el cultivo fue exitoso en lo agronómico y enfrentó problemas en el mercadeo, los expertos en planificación dicen que toda empresa debe realizar un análisis DOFA, que significa conocer las “Debilidades”, “Oportunidades”, “Fortalezas” y “Amenazas” que tiene todo emprendimiento, de tal forma de  aprovechar al máximo las “Oportunidades” y “Fortalezas”, así como prepararnos para afrontar las “Debilidades” y “Amenazas”.

Cada situación es diferente y el emprendedor debe ser muy honesto consigo mismo a la hora de definir las “Debilidades” y las “Amenazas”, sin llegar a ser pesimista porque de lo contrario no haría ningún emprendimiento.

Ante una debilidad como no conocer bien el negocio agrícola o no haber sembrado antes, es interesante estudiar bastante o contratar servicios como nuestro programa de asistencia técnica por internet. Mucho es el dinero que se puede ahorrar si se asesora con personas con más experiencia en el área que deseamos incursionar.

Hay un proyecto que atendemos en la zona de Marite en el estado Falcón, donde el emprendedor tiene excelente experiencia en el área de mercadeo y su debilidad es con el manejo de cultivos, gracias a nuestro asesoramiento, a su perseverancia y a su gran esfuerzo, ha logrado cosechas que se venden muy bien en los restaurantes, posadas  y abastos ubicados en Tucacas y Chichiriviche, cerca del Parque Nacional Morrocoy.

Hay que trabajar el primer cultivo con un presupuesto

 

El presupuesto nos permite calcular con cuánto dinero y recursos contamos.

Por el lado de los recursos podemos citar el caso de la maquinaria y las preguntas que surgen son:

El tractor es una maquinaria que debe ser analizada al realizar el primer cultivo

1-      ¿Si tenemos un tractor?

2-      ¿Qué implementos tiene ese tractor?

3-      ¿La potencia del tractor es suficiente para cubrir el área que pienso sembrar?

4-      ¿Debo alquilar otro tractor?

5-      ¿Qué mantenimiento preventivo debo hacerle al tractor?

6-      ¿Puedo fumigar el cultivo con ese tractor?

Así mismo pueden surgir múltiples preguntas en relación con el suelo, el clima, las plagas, las labores de cultivo, la suplencia de agua para riego, el personal que se va a contratar e incluso el mercadeo de los productos, para cada una de ellas debe haber una respuesta aunque sea estimada y un apartado monetario para cada una de ellas.

Presupuestando las labores se reduce el riesgo de sorpresas y se pueden afrontar mejor los imprevistos.

 

Con el primer cultivo hay que ponerse en acción.

 

No debemos dejar que el proceso de planificación nos paralice y que no hagamos nada, todo lo escrito en las líneas anteriores es para ponerlos alertas de los problemas y buscarle solución, no es para ponerlos de escusa y quedarnos quietos.

Una vez le escuchamos a un sabio que un avión está hecho para volar, un barco para navegar, volando un avión puede estrellarse y navegando un barco puede hundirse en el mar, pero ellos no sirven si no se utilizan para lo que fueron construidos, por eso ante los riesgos debemos prepararnos y afrontarlos de la mejor manera posible, pero nunca debemos rendirnos sin siquiera empezar.

Si están leyendo estas líneas es porque están planificando incursionar en el sector agrícola y les deseamos el mejor de los éxitos, colocamos a su disposición nuestro servicio de asistencia técnica por internet en el siguiente link:

http://www.agro-tecnologia-tropical.com/programa_de_asistencia_tecnica.html

La perseverancia es la clave del éxito y el mundo necesita de muchos agricultores que produzcan el alimento necesario para mantener a la creciente población mundial.

Powered by FerozoSiteProvided by Dattatec