Ley de Rendimientos Decrecientes

 

Autor: Ing. Fernando Hernández

Al incrementar el uso de fertilizantes, agroquímicos, mano de obra, etc., para subir la producción con toda seguridad usted se percatará que no se obtienen los mismos resultados con cada unidad adicional que se suba en el uso de determinado insumo, esto es motivado a la ley de los rendimientos decrecientes, este documento busca dar ejemplos de cómo actúa esta ley en la agricultura.

Ley de rendimientos decrecientes en tomate

 

Si se siembra 5 Has de tomate, por ejemplo puedo esperar tener un rendimiento de 80 ton/Ha, para un total de 400 toneladas, si se vende la cosecha a buen precio y se obtiene una buena cosecha, se puede tomar la decisión de sembrar 8 Has de tomate y sería lógico esperar 640 toneladas de tomate al multiplicar 8 Has por 80 ton/Ha, sin embargo la sorpresa es que no se obtienen 640 Toneladas esperadas sino más bien se obtienen 560 toneladas, es decir que la productividad baja de 80 ton/Ha a 70 Ton/Ha, motivado a la ley de rendimientos decrecientes.

Como todavía estamos ganando dinero se decide sembrar 10 Has y se esperaría 800 toneladas de tomate o como mínimo 700 toneladas de tomate, pero la decepción  es que se obtiene 650 toneladas, es decir que la productividad baja de 70 ton/Ha a 65 ton/Ha por la expresión de la ley de rendimientos decrecientes y es probable que si se siembra 15 Has de tomate prácticamente se puede obtener 600 toneladas de tomate, menos que lo que se cosecharía con las 10 Has, motivado a que la productividad baja a 40 toneladas por Ha por la ley de rendimientos decrecientes.

En nuestro programa de asistencia técnica hemos visto  actuar la ley de rendimientos decrecientes, no sólo con tomate, también lo hemos visto con maíz, e incluso con siembras en invernaderos, la pregunta en este caso es ¿por qué pasa esto?

Manifestación de la ley de rendimientos decrecientes

La Ley de los rendimientos decrecientes se manifiesta de la siguiente manera: cuidar una pequeña superficie de cultivo permite una atención más minuciosa y poder corregir los problemas más rápido y eficiente, una pequeña superficie de cultivo puede ser revisada por el propio dueño de la siembra.

Cuando se tiene una mayor superficie se requiere que personal contratado atienda la siembra, este personal contratado no está necesariamente está tan comprometido con el resultado del cultivo que el propietario de la misma, por lo que el cultivo no tendrá la mejor expresión.

También se manifiesta que el tractor que trabaja 5 hectáreas, no necesariamente tiene la capacidad para trabajar 15 has con efectividad.

Como una metáfora al momento de corregir problemas podemos citar que hacer un giro para esquivar un iceberg se hace mucho más fácil con una lancha que con el Titanic.

Para incrementar la superficie sembrada y mantener la productividad hay que trabajar en aspectos organizativos, cualquiera puede atender un negocio callejero que venda perros y hamburguesas, muy pocos pueden organizar una empresa multinacional para vender hamburguesas por franquicias a nivel mundial.

 La ley de rendimientos decrecientes en el caso anterior actúa de la siguiente manera: Hay que organizar proveedores, gerentes de tiendas, vigilancia, logística, sistemas informáticos y otras cosas que ni sueña tener el pequeño vendedor de hamburguesas.

Estamos seguros que el pequeño vendedor de hamburguesas gana más dinero por hamburguesa vendida que esa gran multinacional que se enfrenta a costos más altos por la ley de rendimientos decrecientes. Sin embargo si sumamos esa pequeña ganancia por millones de hamburguesas el resultado es que la multinacional gana miles de millones de dólares al año. Esta misma situación ocurre con la agricultura, no siempre sembrar más superficie significa obtener mayor productividad aunque se obtenga mayor cantidad de producto cosechado.

La ley de los rendimientos decrecientes y los fertilizantes

 

Tal vez el uso de fertilizantes es uno de los aspectos donde mejor se ha estudiado la Ley de Rendimientos Decrecientes, y su expresión es más o menos como sigue:

Deficiencia de potasio en tomate

Un cultivo de tomate en un invernadero se encuentra deficitario de potasio y el agricultor decide subir el nivel del potasio de 2 Kg/día a 4 Kg/día, inmediatamente observa que aumenta el calibre de los frutos y desaparecen las manchas en las hojas bajeras, incentivado por ese éxito sube un poco más el consumo de potasio y lo ubica en 8 Kg/día, en esa condición la producción sube un poco menos y el fruto es sólo ligeramente más grande, pensando en presionar la productividad presiona más el uso del potasio y lo sube a 10 Kg/día y empieza a manifestarse frutos más pequeños, se empieza a ver podredumbre apical por falta de calcio, las hojas se arrugan, es decir entra en una condición de perdida de dinero por incrementar más de lo necesario el aporte de potasio pensando que con eso podría subir la producción.

En el ejemplo anterior la ley de rendimientos decrecientes se manifiesta al principio con grandes respuestas por el uso del potasio, que luego al estar satisfechas las necesidades de la planta, el rendimiento deja de subir en proporción, finalmente el exceso de potasio hace que aumente la conductividad eléctrica y los frutos son sorprendentemente pasan a ser más pequeños que un fruto con menos potasio, al subir más el potasio, el exceso de potasio empieza a bloquear al calcio y empiezan a perderse frutos por falta de calcio a pesar de fertilizar con las cantidades adecuadas de calcio.

Deficiencia de calcio en fruto baja rfendimientos puede producirse por un exceso de potasio

Esta situación se presenta con más frecuencia en los invernaderos de lo que ustedes se imaginan, en nuestro programa de asistencia técnica hemos tenido que lidiar con varios problemas de esta naturaleza y hemos conseguido después de múltiples sesiones con los agricultores que bajen la cantidad de potasio a utilizar, cuando hacen esto ven incrementados sus rendimientos y quedan satisfechos con el servicio de asistencia técnica.

Es de entender la posición del agricultor que posee información parcial y cree que con mas potasio se obtiene más rendimiento, en el caso descrito anteriormente es un ejemplo más que mas masa no significa más mazamorra. El proceso de asistencia técnica busca no imponer las respuestas, pero si ir negociándolas con el agricultor.

Como beneficiarse de la ley de rendimientos decrecientes

 

La ley de rendimientos decrecientes indica que cuando un insumo se usa en poca cantidad se puede obtener incrementos importantes de productividad al subir el uso del insumo, pero que si seguimos subiendo el uso del insumo cada vez el incremento del rendimiento será menor, llegando en ocasiones a bajar la producción.

El negocio está en detectar esos insumos que se están usando en poca cantidad y que empezar a utilizarlos genera una importante respuesta en incrementos en la producción. Generalmente este insumo coincide con el factor limitante descrito en la ley del mínimo de Leibig, para saber cómo detectarlo recomendamos leer el artículo sobre la Ley del Mínimo.

Corregir el problema del factor limitante es el que produce la mejor respuesta en el cultivo, pero una vez corregido ese problema debemos pasar a detectar cual es el nuevo  factor limitante para trabajar en él y no quedarnos estancados en esa victoria que da haber corregido un factor limitante, siempre hay más factores limitantes  para corregir.

Conocemos el caso de un agricultor adscrito a nuestro programa de asistencia técnica que se impresionó por la gran respuesta de su cultivo ante el abonado foliar con zinc y hierro detectado como deficientes en los análisis foliares, cuando él estaba acostumbrado a aplicar sólo nitrógeno, fósforo y potasio.

Nuestro equipo técnico se enfrenta ahora al dilema de detectar otro factor limitante que corregir para dar una respuesta similar al agricultor y que siga satisfecho con nuestro servicio de asistencia técnica y con el dinero que nos cancela. En todo caso la respuesta del próximo factor será menor que el obtenido al resolver el problema del zinc y hierro, dado que a nosotros también se nos aplica la ley de rendimientos decrecientes.

Otro aspecto es que la ley de rendimientos decrecientes nos dice que siempre hay un óptimo para el uso de cada insumo, esto está ampliamente marcado en la memoria de los agricultores cuando pregunta cuanto se debe usar de determinado insecticida, fertilizante o cual debe ser la densidad de siembra óptima.

Para unas condiciones dadas, en una finca dada y bajo un manejo específico puede que exista un nivel óptimo del insumo, pero al variar alguna condición ese óptimo varía y puede ser que se deba usar más o menos cantidad de un insumo, esto hace que siempre se requiera un asesor técnico que revise la producción, si usted utiliza siempre la misma receta con seguridad se le presentarán fracasos importantes, en unos casos usará más abono del necesario y en otros dejará de aplicar un insumo que era imprescindible y a pesar de haber hecho todo bien perdió su cosecha o no obtuvo los resultados deseados.

No hacer raleo de frutos de tomate puede permitirnos usar más potasio que mantener racimos de seis, cuatro o dos frutos, de hecho al dejar menos frutos debemos bajar la cantidad de potasio como ocurre después de hacer la poda de los ápices de la planta al final del cultivo, técnica conocida por los agricultores como despunte.

Los agricultores acostumbran copiar lo que hacen otros agricultores exitosos y en muchos casos fracasan o no obtienen los resultados que logra el agricultor exitoso, eso es porque hay un factor limitante no detectado, que es el que haría la máxima expresión del uso de ese insumo o corrección del problema, sin caer en la ley de rendimientos decrecientes. Por tal motivo busquen una buena asesoría y no estén copiando cosas que hacen otros agricultores, puede que su problema sea diferente de el de ellos.

Si tiene alguna inquietud sobre la ley de rendimientos decrecientes puede escribirnos a nuestro correo electrónico comentarios@agro-tecnologia-tropical.com o si desea asistencia técnica para optimizar su producción y ayudarlos a detectar su factor limitante donde obtiene la mejor rentabilidad por el uso de su dinero puede visitar nuestro programa de asistencia técnica por internet.

Advertencia: este texto ha sido escrito para dar información a los agricultores, por lo tanto  los estudiantes, profesores y científicos deben visitar el artículo sobre extensión agrícola para ver el alcance de nuestra página web

 

Powered by FerozoSiteProvided by Dattatec