Las Terrazas de los Invernaderos

 
Autor: Ing. Fernando Hernández
 

Las terrazas de los invernaderos se construyen cuando se va a sembrar en sustratos artificiales, a diferencia de cuando se siembra en el suelo directo donde una nivelación básica será suficiente, en este documento se analizará como deben ser las terrazas para construir en invernaderos y sembrar en sustratos artificiales.

 Terraza para un invernadero debe ser correctamente nivelada

Que se persigue al construir las terrazas para construir invernaderos:

 
Al construir terrazas para construir invernaderos se persigue nivelar el terreno para que las estructuras de los invernaderos tengan una pendiente uniforme, las canales colocadas en los techos recogen el agua de lluvia y es conducida a drenajes en la superficie del suelo que la extraen de las parcelas.
 Al ser las pendientes de las terrazas uniformes, los pilares sobre los que se construyen las estructuras están uniformemente enterrados en el suelo y el anclaje de la estructura es óptimo, permitiendo soportar la carga del cultivo, así como  resistir el viento y la lluvia sobre el plástico.
Mas importante aún, es nivelar el terreno para que la pendiente sea uniforme dentro del invernadero  y no se produzca encharcamiento de agua en los drenajes internos y dentro de los canteros, esto reduce la incidencia de enfermedades del suelo como Phythium, Ralstonia y Phythophthora.
La construcción de terrazas uniformiza la superficie del suelo del invernadero, en consecuencia el riego por goteo es más uniforme, sin embargo hemos conseguido mejores uniformidades del riego con el uso de goteros autocompensados, que a pesar de ser más costosos que los tradicionales, tienen una rentabilidad en la mejora de la calidad del riego y en consecuencia en la productividad del cultivo a realizar . Sin embargo queremos alertar que los goteros autocompensados no es garantía de un riego totalmente uniforme, en nuestro programa de asistencia técnica hemos descubierto que la combinación de una buena nivelación y los goteros autocompensados es lo ideal.
 Por el monto de la inversión realizada y por las expectativas de alta productividad esperadas dentro de los invernaderos, existe una alta exigencia en la uniformidad del riego que debe ser mayor que a campo abierto, esto lo debe tener en cuenta el proyectista al momento de dimensionar las mangueras de riego y potencia de la bomba, sin embargo un terreno bien nivelado ayuda a mejorar estos parámetros de uniformidad. Recomendamos leer el artículo sobre riego presurizado de precisión.
Como mencionamos anteriormente la buena nivelación de la terraza del invernadero,  permite un riego uniforme, favorece el drenaje y evita el encharcamiento del agua, esto mejora sustancialmente el proceso de fertirriego, con un mejor aprovechamiento del agua de riego y de los fertilizantes, este proceso está extensamente discutido en  el artículo sobre la respiración vegetal en especial al tema referido a la respiración de las raíces.
Terraza para invernadero sobre el nivel general del suelo
Las terrazas de los invernaderos están construidas a una altura mínima de 40 cm, sobre la superficie general del terreno, esto ayuda a evitar inundaciones dentro de los invernaderos, conocemos un caso en el municipio Miranda del estado Carabobo, en Venezuela, donde se inundó un invernadero de pimentón con aguas procedentes de otra parcela de tomate aguas arriba y se contaminó el sustrato con Ralstonia solanacearum, esto llevó progresivamente al productor a la quiebra, para mayor detalles de este caso recomendamos visitar el artículo sobre la Ralstonia solanacearum, es de resaltar que si las terrazas hubieran sido bien construidas este productor no estuviera quebrado en este momento.

La terraza para invernaderos ideal.

 
La terraza ideal para construir invernaderos debe ser plana, de pendiente uniforme, recomendamos no mas 1% y no menos de 0,5%, en nuestra experiencia profesional hemos conseguido invernaderos construidos en terrazas a cero pendiente que se convierten en piscinas que impiden el paso de los trabajadores en sus labores diarias por agua de drenaje interno  de los cultivos que no fluye fuera del invernadero y se acumula causando múltiples problemas, también hemos visto invernaderos construidos con mucha pendiente más del 1% y la diferencia en el desarrollo de las plantas en las partes altas es sustancialmente diferente a las plantas ubicadas en las partes bajas del invernadero, la productividad  del invernadero con alta pendiente mejoró pero no se corrigió del todo al colocar goteros autocompensados.
La pendiente de la terraza debe ser uniforme, sin la posibilidad de que se formen charcos, normalmente la maquinaria hace cortes y rellenos, es común que los rellenos se asienten después de un tiempo y se formen los charcos con los consecuentes problemas descritos anteriormente, es por ello que recomendamos extremar medidas de compactación y nivelación al momento de construir las terrazas, es decir antes de construir los invernaderos.
 Es preferible nivelar al terreno sin la presencia del invernadero, donde maquinaria pesada puede hacer el trabajo y no hacerlo cuando ya esté el invernadero construido, en nuestra experiencia profesional hemos visto tractores chocando con las columnas de los invernaderos cuando se hacen labores con maquinaria dentro de invernaderos. Por otro lado terrazas mal construidas han producido gastos adicionales al dueño del invernadero al tener que retirar todos los canteros para hacer rellenos con carretillas de tierra o piedra picada y corregir el trabajo que de un primer momento la maquinaria debió haber realizado adecuadamente.
Patrol nivelando tierras para hacer terraza
Retroescavadoras, palas y patroles son usados para construir las terrazas, sin embargo es muy importante la labor del topógrafo, que con teodolito o niveles debe ajustar la pendiente a las especificaciones técnicas. Actualmente existen niveles laser que son muy precisos, sin embargo conocemos a constructores de invernaderos que usando un simple nivel de manguera logran nivelar el terreno adecuadamente.

Cuidados de las terrazas de los invernaderos

 
Las terrazas producen taludes en sus extremos que deben estabilizarse para que la erosión no las deteriore comprometiendo la vida del invernadero, para ello recomendamos la siembra del pasto vetiver o en su defecto cualquier pasto rastrero como la bermuda o la grama San Agustín, en ningún caso se debe dejar el suelo desnudo.
Cuando el presupuesto lo permite puede usar geotextiles y geomembranas para estabilizar los taludes y así tener un trabajo de mejor calidad y más duradero.
Las canales de drenaje del agua de los techos de los invernaderos y del interior de los cultivos deben estar construidos de tal forma que no erosionen los taludes de los invernaderos, ideal es hacer estos drenajes con concreto.
Parece un detalle menor pero el éxito de un invernadero está estrechamente ligado a una buena terraza, no escatimen esfuerzos en hacer una buena terraza, si desea asesoramiento para la construcción de las terrazas para sus invernaderos puede visitar nuestro programa de asistencia técnica por internet, si tiene una duda puntual puede escribirnos a nuestro correo electrónico  comentarios@agro-tecnologia-tropical.com
Advertencia: este texto ha sido escrito para dar información a los agricultores, por lo tanto  los estudiantes, profesores y científicos deben visitar el artículo sobre extensión agrícola para ver el alcance de nuestra página web

Powered by FerozoSiteProvided by Dattatec