Toxicidad de los Agroquímicos y Prevenir la Resistencia a los Plaguicidas

 

Autor: Ing. Fernando Hernández

Los agroquímicos son sustancias hechas para matar,  los insecticidas matan insectos, los fungicidas matan hongos y los herbicidas matan las malas hierbas. Para lograr la muerte de esas cosas indeseables los agroquímicos deben ser tóxicos para insectos, hongos y malas hierbas dependiendo del caso. En este documento analizamos cómo se comporta la toxicidad de estos productos y que precauciones debe tener el operario a la hora de manipular agroquímicos.

 

Los agroquímicos, la agricultura, la ecología y la salud humana.

 

Previamente hemos escrito en defensa de los agroquímicos un artículo que recomendamos visitar para colocar en contexto lo que escribiremos en este documento, en todo caso los ecologistas y los detractores de los agroquímicos describen a los agroquímicos  como agrotóxicos lo cual no les resta razón a excepción del sentido despectivo con que usan la palabra y los aspectos técnicos que se discutirán a continuación.

La ecología es afectada por los agroquímicos cuando se utilizan productos de baja especificidad, esto significa que el producto no sólo mata a los insectos malos, también afecta a los insectos buenos, produciendo un desbalance ecológico que redunda en rebotes impresionantes de las plagas que después no son afectadas por los insecticidas, causando  lo que se conoce como resistencia a los insecticidas, que serán comentados más adelante en este artículo. También se afecta la ecología cuando se utilizan sobredosis de producto o se permite la contaminación de suelos y aguas, al no disponer adecuadamente los productos ya utilizados sin realizar una práctica que se conoce como triplelavado.

Las crisopas son insectos buenos que pueden matarse con el uso incorrecto de insecticidas

La salud humana es afectada por el uso de agroquímicos si se utiliza esta herramienta sin las precauciones debidas descritas por disposición legal en las etiquetas de cada producto, la protección de los obreros encargados de la  aplicación también está descrita en el artículo sobre seguridad industrial en la agricultura que usted puede visitar para profundizar sobre la materia y en la etiqueta de los productos también hay disposiciones para la protección de los obreros aplicadores de los agroquímicos, que incluyen normas como no fumar, comer o beber durante la operación, usar ropa adecuada que proteja al operario, la cual debe ser lavada independientemente de la ropa de otros miembros de la familia, así como el uso de mascarillas de fumigación para no inhalar gases tóxicos, las mas recomendadas son las diseñadas especialmente para insecticidas o en su defecto las que protegen contra vapores orgánicos.

Toxicidad de los agroquímicos

 

Como se mencionó al inicio de este documento los agroquímicos se utilizan para matar, si se desea matar insectos se utilizan insecticidas, si se desea matar hongos se utilizan fungicidas, si se desea matar malas hierbas se utilizan  herbicidas, si se desea matar bacterias, recurrimos a los bactericidas, si el problema es por caracoles y babosas la solución son los molusquicidas, si el ataque es por ratas se utilizan los rodenticidas.

El agroquímico ideal debe matar el enemigo para el que está diseñado y ser inocuo al ser humano, tampoco debe afectar a los animales y plantas para los cuales no está dirigido el control. Por ejemplo el DDT, era un extraordinario insecticida que afectaba a muchas plagas, pero también afectaba a los insectos benéficos e incluso a las aves silvestres que no se podían reproducirse satisfactoriamente por acumulación de DDT al consumir insectos afectados por este insecticida.

Los recipientes de todos los agroquímicos trae en la etiqueta una franja de color que indica la toxicidad de ese producto al ser humano, el color rojo significa que el producto es extremadamente tóxico al ser humano, el color amarillo indica que el producto es altamente tóxico a las personas, el color azul refiere a un producto moderadamente tóxico al ser humano y el color verde se utiliza para los productos ligeramente tóxicos a la gente.  En resumen los productos más malos para las personas son los franja roja, seguida por la franja amarilla, luego la azul y finalmente la verde.

Los agroquimicos traen en su etiqueta un color dependiendo de la toxicidad a los humanos

La sal, el agua y los alimentos con grasa por ejemplo son productos que en teoría son considerados alimentos, si se envasan como agroquímicos deberían por ley tener la franja verde que significa que son ligeramente tóxicos, si uno consume sal en exceso se produce hipertensión que conduce a un ataque al corazón y luego a la muerte, igual consideración hay que tener con las grasas y el colesterol, finalmente hasta el agua en exceso es dañina porque consumida en exceso  produce pérdidas importantes  de electrolitos en la orina que también conduce a la muerte, consumidos estos productos en cantidades adecuadas ayudan a la nutrición integral de la población y son altamente recomendados, pero por supuesto no estarían envasados como agroquímicos sino como alimentos y no necesitan llevar ninguna franja de color.

Los ejemplos anteriores los colocamos en forma extrema  para indicar que todo en la naturaleza es tóxico, depende de cuanta cantidad de producto consumamos para ser afectados o no, hay productos que con pequeñas cantidades matan y otros que requieren grandes cantidades para producir daño.

Un producto banda verde que es ligeramente tóxico a los seres humanos, puede ser extremadamente tóxico a las plagas, como el caso de los inhibidores de quitina, que son extremadamente tóxicos para los gusanos como el cogollero del maíz y prácticamente no le hacen daño al ser humano, por lo que se clasifican como banda verde.

Los inhibidores de quitina tienen baja toxicidad en abejas que son polinizadores de cultivos

Los inhibidores de quitina tampoco hacen daño a los insectos predatores que consuman esa plaga, ni a las abejas que son polinizadoras, esto hace de este tipo de insecticidas un ejemplo a imitar para controlar muchas plagas y es un objetivo altamente perseguido por las empresas transnacionales que desarrollan agroquímicos, en especial por los altos precios que cobran por litro de producto vendido.

Un producto banda roja como el endosulfan es un ejemplo de un producto altamente peligroso que debemos eliminar de nuestra estrategia de control de plagas, este es un insecticida que actúa por ingestión e inhalación, matando a insectos buenos y malos, los rebotes de las plagas son violentos porque se acaban los insectos predatores y el riesgo a la salud de los operarios es muy alta, al permanecer en los vegetales de forma residual también representan un riesgo para el público en general que consuma los frutos provenientes de fincas tratadas con esos insecticidas.

Evitar usar esos productos residuales y llevar un registro de los agroquímicos utilizados en todos los lotes es un requisito de buenas prácticas agrícolas exigidos por los tratados de libre comercio que están firmando nuestros países Latinoamericanos  con potencias como Europa y Norte América, si una empresa desea exportar productos agrícolas hacia esos países. Además existen agroquímicos prohibidos en frutas y hortalizas destinados al comercio internacional.

La toxicidad, la genética y el desarrollo de resistencia a agroquímicos

 

Darwin descubrió hace muchos años la ley de la selección natural, donde el individuo mejor adaptado sobrevive y los más débiles mueren, por tal motivo los seres vivos se adaptan al entorno donde viven, en una ley conocida como Evolución de las Especies.

En un cultivo proliferan las plagas por ser el cultivo el único alimento y aquellos que comen ese cultivo tienen una ventaja sobre los demás, para evitar que se establezcan plagas endémicas se recomienda la rotación de cultivos.

Para frenar el avance descontrolado de las plagas se puede recurrir a los insecticidas, quienes matan inicialmente  en las dosis recomendadas al 99% de los insectos plagas de un cultivo. Ese 1% sobreviviente a la aplicación del insecticida se reproduce y luego al aplicar nuevamente ese mismo insecticida a la dosis recomendada por el fabricante sólo se mata al 60% de los insectos sobreviviendo el 40%, que vuelve a reproducirse.

Si el agricultor comete el error de aplicar nuevamente el mismo insecticida el control será del 20% y la supervivencia del 80% y si sigue aplicando el mismo producto llega el momento en que prácticamente no hace nada, la plaga ha adquirido resistencia genética a ese insecticida y es inmune al agroquímico. Los agricultores le echan la culpa a la fábrica y dicen que los productos ya no se fabrican como antes y nunca asumen la responsabilidad de un mal manejo del plaguicida.

Mosca blanca genera resistencia a agroquímicos

 Es por eso que en nuestro programa de asistencia técnica no recomendamos aplicar en forma continua el mismo producto. Hemos observado a lo largo de años de experiencia el desarrollo de resistencia de la mosca blanca a insecticidas como el IMIDACOPRID,  del  gusano Ptorimaea operculella a las cipermetrinas, del hongo  Phythophthora al fungicida  Metalaxil por el uso inadecuado de los agroquímicos, también hemos observado la modificación de la vegetación por el uso continuo del herbicida Paraquat, al punto que llega a ser descartado como estrategia de control de malezas o debe mezclarse con otros ingredientes activos.

Maleza resistente a paraquat por uso repetido del herbicida

Lo escrito en estos párrafos  nos indica que la toxicidad de los agroquímicos es relativa y un correcto uso de los mismos es imperativo para tener una larga vida del agroquímico como herramienta para el agricultor. Si desea más ayuda en el manejo de estas herramientas que son los plaguicidas no dude en visitar nuestro programa de asistencia técnica por internet, si desea hacer una consulta puntual puede escribirnos a nuestro correo electrónico comentarios@agro-tecnologia-tropical.com

 
Advertencia: este texto ha sido escrito para dar información a los agricultores, por lo tanto  los estudiantes, profesores y científicos deben visitar el artículo sobre extensión agrícola para ver el alcance de nuestra página web

 

Powered by FerozoSiteProvided by Dattatec