Diferencias entre Cultivos Hidropónicos, Organopónicos, Ecológicos y Convencionales

 

Autor: Ing. Fernando Hernández

Los cultivos hidropónicos, organopónicos, ecológicos y convencionales son tendencias a la hora de hacer la agricultura moderna, estos temas han recibido mucha publicidad en los distintos países y hoy el público en general cree incorrectamente que son sinónimos, en este documento pretendemos mostrar las diferencias entre uno y otro sistema de cultivo tratando de resaltar las ventajas y desventajas de uno con respecto al otro.

La agricultura convencional:

Esta forma de siembra no es necesariamente la forma ancestral de cultivo, mas bien se refiere a las técnicas modernas aplicadas masivamente desde el siglo pasado, después de la segunda guerra mundial, en ella se considera el uso intensivo de fertilizantes químicos, herbicidas, insecticidas y fungicidas, palabras nuevas agrupadas bajo el término de agroquímicos. También se usa en estas técnicas la maquinaria agrícola cada vez en forma mas intensiva tanto para labores de preparación de tierras y siembra como para aporque y cosecha, finalmente incluye está técnica el uso de semillas mejoradas genéticamente que dejaron de ser producidas por el propio agricultor a pasar a ser producidas por una pujante industria mundial.

Agricultura convencional con cosechadora de maíz

Todas estas técnicas en su conjunto permitieron abaratar de forma importante la producción de alimentos, reduciendo el hambre en el mundo, llegando incluso a producir excedentes. La brecha entre países desarrollados y subdesarrollados, se destacaba por la diferencia en la intensidad de uso de estas nuevas técnicas de producción y el hambre de la población menos desarrollada, se manifestaba por la falta de inversión en estas costosas nuevas tecnologías.

Estas técnicas han permitido hoy en día mantener la creciente población, con una frontera agrícola prácticamente constante, desde los años sesenta en el siglo X.

 Actualmente somos mas de siete mil millones de humanos en este planeta y esperamos llegar a diez mil para dentro de veinte años, todas estas bocas esperan poder ser alimentadas por mejoras en los procesos descritos anteriormente mas la revolución de la biotecnología que incorpora mejoras a nivel intracelular, así como la controvertida ingeniería genética que deriva en los cultivos transgénicos, términos no conocidos a principios de los años noventa.

Agricultura convencional plantación de coliflor

Los grandes detractores de estas técnicas alegan el impacto ambiental, la toxicidad de los agroquímicos, la necesidad de hacer trazabilidad de productos, el incremento de la dependencia tecnológica de los países subdesarrollados por no poder invertir en investigación y desarrollo de nuevos insumos agrícolas con la velocidad que lo hacen los países desarrollados y la tendencia a convertir al comercio de insumos para la agricultura en un mercado oligopólico.

En contra partida a esto, ha surgido el término de buenas prácticas agrícolas, que busca regular la calidad de los alimentos para favorecer el comercio internacional, términos usados en casi todos los tratados de libre comercio que se están firmando en el mundo.

La agricultura hidropónica:

Estas técnicas son principalmente para la producción de flores y hortalizas en forma muy intensiva, también se pueden producir por cultivos hidropónicos cereales y frutas pero los costos lo hacen prohibitivo.

En la hidroponía se sustituye el suelo por agua o por sustratos artificiales inertes que no interactúan con la solución del agua con que se riegan las plantas, tal como arena, perlita, aserrín de coco, fibra de vidrio, turba, etc.

En la hidroponía se controlan muchas mas variables de producción en comparación con la agricultura convencional y dado el alto nivel de inversión se puede construir invernaderos que controlen también el clima, sin embargo se puede hacer hidroponía a campo abierto sin invernaderos, al igual que se puede hacer agricultura convencional dentro de los invernaderos.

Cultivo hidropónico de tomate en invernadero

El hecho de que las plantas no tengan contacto con el suelo implica que son muy limpias sin parásitos como amibas y bacterias dañinas al ser humano cuando come ensaladas, al controlarse mas variables de producción hay una tendencia a tener menor cantidad de agroquímicos.

 El correcto balance nutricional produce frutos grandes, muy jugosos y de sabor intenso que tienen una calidad y vistosidad sobresaliente en los supermercados. Todo esto le ha dado una reputación importante a los productos hidropónicos, ganando un puesto en el mercado de hortalizas.

Se dice que una variante de los cultivos hidropónicos permitirán que el hombre pueda viajar a Marte y cultivar su alimento en un viaje de ida y vuelta que puede tomar dos años.

También se vaticina que puede ser la solución al problema de producción de hortalizas dentro de las ciudades, reduciendo los costos de viajes entre el campo y la ciudad para traer los alimentos, así como una compleja red de distribución de alimentos. El tráfico de vehículos se verá positivamente impactado en el momento en que se masifique esta técnica dentro de las ciudades.

Los detractores de los cultivos hidropónicos alegan que el costo de producción es muy alto, se requieren de fertilizates 100% hidrosolubles, los mas costosos de producir y la altísima inversión requerida, frenan su expansión así como la posibilidad de ser la solución para reducir el hambre en el mundo.

La huella de carbono de está tecnología es la mas grande por kilogramo de alimento producido en comparación a otras tecnologías, esta huella de carbono se mide por la energía necesaria para producir y transportar los fertilizantes que se requieren, así como el costo en plásticos, tuberías y otros insumos necesarios para la producción, de incrementarse los cultivos hidropónicos se tendría un mayor impacto en el calentamiento global.

La eutrofización de aguas es mayor con este sistema, la hidroponía contempla un porcentaje de aguas de drenaje para extraer los nutrientes desbalanceados de la solución nutritiva usada, esto necesariamente contaminarán aguas subterráneas, ríos y lagos. En Holanda se están haciendo fuertes regulaciones para reducir este impacto, creando mayor complejidad del sistema, recomendamos leer el artículo relacionado con el impacto ambiental de los invernaderos, para profundizar en este tema recomendamos leer el artículo sobre impacto ambiental de los invernaderos.

Hay nutrientes como los nitratos de amplio uso en los cultivos hidropónicos, que si pasan de cierto nivel dentro de los vegetales, pueden causar cáncer en los humanos, que incluyan en su dieta estas hortalizas como las lechugas.

La agricultura organopónica y ecológica:

Estos dos términos tienden a ser sinónimos, sin embargo por razones de mercadeo y política de los gobiernos, se ha tratado de vender a los cultivos organopónicos como una técnica especial, sin embargo estamos dentro de las técnicas ecológicas.

Antes del siglo XX, la humanidad producía alimentos en forma ancestral sin el uso de estas técnicas modernas, descritas anteriormente en la agricultura convencional y mantenía un relativo equilibrio con la naturaleza.

Los alimentos no se producían todo el año sino cuando las condiciones climáticas lo permitieran, climas adversos y brotes de plagas podrían causar hambrunas en la población pero al final teníamos un equilibrio con la naturaleza, por su puesto que en esa época vivían  menos de un mil millones de humanos en el planeta y la espectativa de vida era de apenas 40 años.

Agricultura tradicional preparación de suelo con yunta de buey

Ante el impacto ambiental de la agricultura convencional, el impacto del cambio climático y la sustentabilidad del planeta entramos en la era donde la ecología es un aspecto importante a considerar y que rige el comportamiento del ser humano en el futuro, aspectos como el uso de la bicicleta sobre el automóvil, reducir el consumo de electricidad, reciclar la basura, son valores que se están haciendo cotidianos hoy en día versus la economía consumista y derrochadora en la que vivimos actualmente.

Los cultivos ecológicos reducen a un mínimo los insumos descritos en la agricultura convencional.

Para recibir un certificado de producto orgánico los niveles de uso permitidos de estos insumos es cero, el uso de plásticos en los techos es aceptado con reticencia ya que de otra forma no podrían producir alimentos sin agroquímicos, sin embargo estas técnicas favorecen los productos de estación, sobre los forzados, así como los cultivos locales, sobre los que deben recorrer grandes distancias para ser consumidos.

Frutas, uvas para producir vinos, algodón para confeccionar ropa, cereales son producidos en forma ecológica a campo abierto, mientras que las hortalizas pueden ser producidas ecológicamente a campo abierto o dentro de invernaderos.

La lista de insumos permitidos o prohibidos en la agricultura ecológica varía día a día, por ejemplo en estos momentos se estudia si se acepta o no el extracto del aceite del árbol de Neem como insecticida botánico en la agricultura ecológica, hay personas que están a favor y otros en contra.

En la agricultura ecológica se acepta un cierto nivel de daño por plagas y enfermedades, a diferencia de la hidroponía donde los frutos tenían una apariencia impecable, para garantizar el equilibrio entre insectos beneficiosos e insectos dañinos debe permitirse que cierto nivel de plagas se desarrolle sobre los cultivos y esto no lo aceptan ciertos mercados de consumidores con criterios convencionales, solo un consumidor entrenado valora el producto ecológico a pesar de que no tenga una apariencia impecable.

Productores de café en Venezuela están muy cerca de ser una agricultura orgánica u ecológica, siempre que las limpias se hagan a machete y no con glifosato, igual para ser ecológico no podrían usar fertilizante químico, debiendo recurrir a los estiercoles y a la siembra de leguminosas que incorporen nitrógeno del aire..

Una gran idea dentro de la agricultura ecológica urbana es la producción de hortalizas en las casas de las ciudades o en terrenos baldíos, haciendo uso del reciclado de basura biodegradable aprovechadas por procesos como el compostaje, en Bogotá, Colombia existen grupos que practican la agricultura ecológica urbana fomentados por el Jardín Botánico de esa ciudad, en Cuba ha sido una de las estrategias para protegerse del bloqueo económico impuesto por EEUU desde la “Guerra Fría” y en Venezuela el Gobierno Nacional ha invertido grandes sumas de dinero en fomentar estas técnicas conocidas como organopónicas, sin embargo su éxito ha sido relativo.

La idea de la agricultura ecológica urbana, es similar a su par en la hidroponía, sin embargo el rendimiento y calidad externa de las hortalizas hidropónica siempre será superior a la ecológica, sin embargo la calidad interna y la ausencia de agroquímicos y fertilizantes  hacen a los productos ecológicos mas saludables. La decisión es consumir una hortaliza bonita o una saludable…. Creemos que la decisión es muy fácil.

Si bién se pueden aplicar técnicas ancestrales para producir las hortalizas, también podemos incorporar adelantos tecnológicos modernos a este tipo de explotación, el uso de techos plásticos, el riego por goteo o microjet, la cría de insectos predatores y parásitos en laboratorio, así como el cultivo de cepas de hongos entomopatógenos (que enferman a los insectos malos) y los hongos como el Trichoderma que compiten con los hongos malos del suelo son cosas que nos ayudan a mejorar esta agricultura ecológica con técnicas del siglo XXI. Recomendamos leer los artículos de la Beauveria bassiana, caldo sulfocalcico y jabón contra la mosca blanca para profundizar en estos temas.

Nuestra opinión sobre los Cultivos Hidropónicos, Organopónicos, Ecológicos y Convencionales:

La agricultura ecológica, la organopónica y la hidropónica no están llamados a mantener la creciente población mundial. El bajo rendimiento de la agricultura ecológica va a requerir que exista un precio diferencial en el mercado para ser viable, en el caso de la hidroponía por sus altos costos de producción siempre va destinada a los mercados de mejor poder adquisitivo, sólo la agricultura convencional está pensada para masificar la alimentación en la población.

El impacto ambiental de la agricultura convencional debe ser atacada por el desarrollo de las buenas prácticas agrícolas y tomar aquellas cosas de la agricultura ecológica y la hidropónica que permitan mejorar la efectividad del proceso productivo.

Si usted quiere emitir su opinión sobre estos controvertidos temas puede escribirnos a comentarios@agro-tecnologia-tropical.com o si usted desea recibir asesoría técnica de cómo implementar alguno de estos sistemas de producción puede suscribirse a nuestro programa de asistencia técnica por Internet.

Advertencia: este texto ha sido escrito para dar información a los agricultores, por lo tanto  los estudiantes, profesores y científicos deben visitar el artículo sobre extensión agrícola para ver el alcance de nuestra página web

Powered by FerozoSiteProvided by Dattatec